Ver todas las noticias

Noticias

Viernes, 10 de junio de 2016

INMA: "Las molestias causadas por la contaminación aérea y el ruido durante el embarazo"

Existe una gran evidencia científica de los peligros que tanto la contaminación del aire, como el ruido suponen para la salud. En la actualidad, la investigación científica está empezando a prestar atención también a reacciones que son importantes para el bienestar de las personas y que pocas veces son estudiadas. Así, se están valorando las molestias relacionadas con la percepción de agentes dañinos en el medio ambiente y los posibles efectos en la salud, tanto a nivel físico como psicológico. Pero, ¿cómo se relacionan estas sensaciones molestas de contaminación aérea y ruido con la salud? En este sentido, a pesar de que falta mucho por conocer, se apunta a las modificaciones producidas por el estrés como una posible explicación. Además de los efectos a nivel psicológico, el estrés puede influir sobre la función inmune y producir mayor susceptibilidad a las enfermedades, potenciando así los efectos de la contaminación. En el embarazo, el estrés puede afectar al desarrollo prenatal de los sistemas neuroendocrino y respiratorio. De este modo, las molestias, como una primera reacción negativa, podrían ser una alerta precoz de trastornos de salud. Sin embargo, no queda clara la relación entre los niveles de contaminación y la percepción de molestias.

En este estudio se describe el grado de molestias causadas por la contaminación aérea y el ruido en una cohorte de 2.457 mujeres españolas embarazadas, examinando la relación con la exposición a contaminantes relacionados con el tráfico y otros factores asociados.

De acuerdo con los resultados, a alrededor de la mitad de las embarazadas les parece que el ruido y la contaminación aérea alrededor de su casa son medianas o altas. En este caso, las molestias referidas por esta población española son menores que las de otros países europeos. Las molestias son mayores cuanto más cerca viven de calles con tráfico o las casas son más antiguas. La localización de la vivienda y su antigüedad tienen mayor influencia en el grado de descomfort que otras características socioeconómicas de las participantes. Además, al medir los niveles de contaminación relacionada con el tráfico, se ve que quienes están expuestas a mayores niveles de contaminación presentan mayores niveles de molestias. De todos modos, también se encontraron altos niveles de molestias incluso cuando los niveles de contaminación cumplían con normas de la OMS, enfatizando así la necesidad de reducir los niveles de contaminación más allá de lo aconsejado.

Por tanto el estudio proporciona evidencia sobre el hecho de que el efecto en la salud producido por los contaminantes aéreos y ruidos tiene un efecto directo debida a la exposición que puede verse incrementado por un efecto indirecto debida a las molestias percibidas.

REFERENCE: Fernández-Somoano A, Llop S, Aguilera I, Tamayo-Uria I, Martínez MD, Foraster M, Ballester F, Tardón A. Annoyance Caused by Noise and Air Pollution during Pregnancy: Associated Factors and Correlation with Outdoor NO2 and Benzene Estimations. Int J Environ Res Public Health. 2015 Jun 18;12(6):7044-58.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4483747/